Blogia
REPORTAJES METROPOLITANOS

ASFALTO

 

*Un "spot" de 40 segundos, Igual
  a un Salario Mínimo de 50 años
* IFE, Permite el Despilfarro 

 

Por MANUEL MAGAÑA CONTRERAS
¿Sabe usted cuánto cuesta un "spot" de 40 segundos en televisión: 745,000 pesos 
en horario estelar, equivalente a lo que un trabajador de salario mínimo gana en 
50 años.
Lo peor es que  el IFE, amafiado con los grandes intereses que 
buscan el poder sin importar los medios,  permite ese tipo de dispendios. En 
tanto, en el país se incrementa el número de pobres, que tocan los 
límites de la pobreza extrema.  
Los "spots" de TV en los que únicamente se insulta al contrario y no se 
hacen proposiciones, suman centenares al día y esto da idea de que "los ricos 
del sexenio" están dispuestos, a toda costa, a mantener los privilegios  que 
los han convertido en potentados. De allí, las grande sumas que se aplican 
en la televisión para convertir una verdad en mentira, según lo dijera  en su 
tiempo, el Ministro Borman de la propaganda nazi.
¿Se imagina, 745,000 pesos en sólo 40 segundos, en horario, estelar, de 
acuerdo a las tarifas vigentes tanto de Televisa, como de Televisión Azteca?
Una fuente informativa digna de todo crédito nos ha hecho saber también que  
"el cerebro" de tan dispendiosa propaganda  que contrasta con la miseria del 
pueblo, es ni más ni menos que Carlos Salinas de Gortari,  quien muestra 
verdadero pánico si no sale su "gallo", que le garantizaría impunidad como 
la que le dio la administración foxista, que dejó libre a su 
"incómodo carnal”.
El IFE, es necesario reiterar, está permitiendo toda clase de abusos y otro 
de ellos son las mentirosas encuestas, con las cuales se manipula a la 
opinión pública a favor de tal o cual candidato. Ese "chaparrito, calvo, de 
lentes" que es como describe Manuel Espino Sarmiento a su candidato 
presidencial,  es el mismo que al inicio de la campaña electoral aseguró - 
como Napoleón Bonaparte, otro chaparrito -, que "las victorias se obtienen 
con dinero, dinero, dinero y mas dinero". ¿Y, de dónde salen las grandes 
fortunas que se gastan diariamente para costear los "spots" televisivos? 
El IFE no se ha tomado la molestia de informarlo al público.
¿Se encuentran  los "empresarios del sexenio", las trasnacionales y los 
políticos que combinan el cargo con  el amasamiento de grandes y rápidas 
fortunas? Tal parece que sí, porque sólo estos sectores tienen los suficientes 
recursos para pagarlos.
La televisión se ha convertido en  "Estado dentro del Estado",  en el cual, 
la ciudadanía frecuentemente es acosada por mensajes plagados de mentiras para
influir a los votantes y, en esta forma, conservarse en el poder que han sabido
usufructuar a su favor, ya que en menos de seis años, han hecho grandes fortunas
a la sombra  de la administración foxiana.
De acuerdo a la Constitución General de la República, quienes debemos elegir 
al próximo presidente de la República  somos los ciudadanos. Pero según la 
nueva Ley Televisa de Radio y Televisión,  quien elegirá al próximo 
gobernante 2006-212 lo será Emilio Azcárraga Jean,  quien, además, tiene ya 
tantos millones de pesos que sus caudales se asemejan, a muy poca 
distancia, a los de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Es la perversión del sistema  en manos de unos cuantos poderosos  de la 
política y del capitalismo salvaje, los que se han apoderado del control  
del país.
Los "spots" de 745,000 pesos por únicamente 40 segundos que sólo los pueden 
pagar los multimillonarios, denuncian  ese contubernio  de quienes todo lo 
pueden con  el dinero de sus grandes fortunas y las influencias ganadas en 
el desempeño de los cargos públicos transformados en fuente de rápido  
enriquecimiento.
Los patrocinadores de los "spots" son los beneficiarios del FOBAPROA, los que 
proponen el IVA del 15 por ciento a las medicinas y los alimentos,  con lo 
que quieren hacer todavía más pobre al pueblo de México.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres