Blogia
REPORTAJES METROPOLITANOS

CAMBIO DE RUEDA

CAMBIO DE RUEDA

 


* RESURECCION  

 

Por  MINERVA DE MOREIRO
“….Apareció la Humanidad sagrada
amaneciendo llagas en rubíes:
en joya centellante, la lanzada;
los golpes en piropos carmesíes;
la corona de espinas, esmaltada
sobre el coral, mostró cielos turquíes:
explayábase Dios por todo cuanto
se vio del Cuerpo glorioso y santo…
…La Cruz lleva en la mano descubierta,
con los clavos más rica que rompida;
la Gloria la saluda por su puerta
a las dichosas almas prevenida;
viendo a la Muerte desmayada y muerta,
con nuevo aliento respiró la Vida;
pobláronse los cóncavos del cielo,
y guareció de su contagio el suelo.”
Francisco de Quevedo y Villegas. (1580-1645)
A Cristo Resucitado. (Fragmentos)
Hermanos, ¡Aleluya! El que Es tres veces Santo ha Resucitado.  “¿Dónde está tu victoria, Muerte?”
Las  duras piedras se rompieron y la losa del Sepulcro “temerosa gimió” al guardar en el su seno el cuerpo del Redentor Crucificado. El Cordero  abrió los cerrojos de la Muerte. Y esplenden los mundos en el cielo, refulgen estrellas y luceros. Huye la oscuridad. Cantan los cielos.  Palidece el sol ante la Gloria de Jesús  Resucitado. Aleluya.
Y ante el misterio trino de Dios que es solo Uno, la razón es fe que la palabra grita.
Escrito está en la Su creación entera y toda: Si la humanidad no Le adorare, las piedras mismas Le aclamaran.
En este domingo de Resurrección,  el siguiente soneto de los tres del Corpus Christi,  de  Antonio y Carlos Murciano,  poetas españoles, inserto en el libro Dios en la poesía actual, de Ernestina de Champourcin,  Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 1976:
“Que viene por la calle Dios, que viene
como de espuma o pluma o nieve ilesa;
tan azucenamente pisa y pesa
que solo un soplo de aire le sostiene.
Otro milagro, ¿ves? El, que no tiene
ni tamaño ni límites, no cesa
nunca de recrearnos la sorpresa
y ahora en un aro de aire se contiene.
Se le rinde el romero y se arrodilla;
se le dobla la palma onduleante;
las torres en tropel, campaneando.
Dobla también y rinde tu rodilla,
hombre, que viene Cristo caminante
-poco de pan, copo de pan—pasando.”
minervademoreiro@gmail.com


 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Susitte Morales Suárez -

Es muy interesante este tema, nos hace sentir lo vulnerable e insignificante que somos en este cosmos y que hay que tomarnos de algo más poderoso, en sí debe ser algo que no podamos controlar o explicar porque el ser humano es así.
También me da a entender que anteriormente teníamos más respeto por la naturaleza: el agua, el aire, la tierra y que si le provocavamos algo, maltratarla o desafiarla tendríamos nuestro castigo (creo bien merecido), pero que pasa ahora, ¿Tiene que haber varios dioses para respetar nuestro entorno?, esto es una pregunta, que abarca mucho y que es harina de otro costal.
Nuestra energía la hemos encausado para otras cosas, olvidandonos de donde venimos, como mencionas \"Benditos mexicanos,celebran todo\", aunque ni siquiera sepamos los orígenes de las celebraciones, a veces ni sabemos que celebramos, pero celebramos, jajajaja.
Creo que es importante creer en nosotros mismos, en nuestro poder, para poder creer en lo demás y así liberarnos del lazo que nos sujeta y en algunos casos nos envuelve y nos limita en nuestras acciones (no puedo hacer esto sino consulto con . . . ), con esto no quiero decir que el tarotista, médium o santero sean malos, los creo guías y apoyos (no la verdad absoluta)ya que todos en algún momento de nuestra vida hemos recurrido a algo, llamese santito, virgen, oraciones, amuletos, etc.
Y bueno ya entrados en la platica, este puede ser un punto importante para que nos platicaras mas adelante \"los amuletos\", ya sabes sus orígenes, tipos, un sin fin de cosas, porque todos traemos suerte pero una ayudadita extra a nadie nos caería mal, ¿no crees?.
Saludos.
Susitte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres