Blogia
REPORTAJES METROPOLITANOS

EL SER HUMANO Y SU SER SUPERIOR

EL SER HUMANO Y SU SER SUPERIOR  

Por RAFAEL PEREGRINA BOCANEGRA *

Desde siempre el hombre ha necesitado creer en algo más poderoso que él mismo, algo que le dé fuerza o seguridad para sobrevivir en un mundo, con sus altas y sus bemoles.

El hombre de las cavernas conoció poco a poco su entorno. La lluvia,, el fuego, el aire y la tierra; su madre naturaleza.
En un inicio, quizá les temía,  pero con el tiempo descubrió que la lluvia no era tan peligrosa como él creía, y que si llovía los ríos crecían junto con la flora.  Había más alimento para sobrevivir.  Lo mismo ocurrió con los elementos restantes.

Pronto entendió que la naturaleza era manejada por algo superior, que él no podía controlar. No estaba en sus manos.
Al comprobar que esos elementos eran superiores a él, les dio otro significado y hasta los creyó dioses.  Los respetaba y trataba de tener contacto con esas fuerzas superiores.
Por ello,  en todas las culturas tenían el dios de la lluvia, del fuego, del aire, de la luna, etc.
Alternativamente a estas creencias, nace su interés por mantener contacto con sus muertos y con el más allá. Esto en la actualidad sigue presente, no se puede negar y lo podemos ver en el mes de noviembre, en el que la gente recuerda a los suyos que se encuentran  en otra dimensión,  con ofrendas, tales como una botella de ron, una cajetilla de cigarros o hasta algún platillo que era de su elección, la cosa es recordarlo y darle lo que en vida disfrutaba. ¡Además, benditos mexicanos, celebramos todo!
Hay quienes a sus mismos muertos les piden que les ayuden con algún favorcito.

Siempre ha sido así, todos de alguna forma creemos en algo, porque no hay ateo completo y siempre se cree en algo. Alguien puede creer en un cuarzo que lleva al cuello, rezar el rosario antes de dormir, poner un incienso en la oficina, usar la loción “atrapa pareja”, encender la veladora el primer día de cada mes, pero todos casi siempre tenemos un ritual que cumplimos o seguimos.
Hay quienes no dejan de consultar a su tarotista,  al médium o al chantajista (¡maldita la hora!), pero el ser humano es así,  necesitamos agarrarnos de algo más fuerte que nosotros mismos y lo bueno es cuando en realidad al que consultamos nos salió efectivo porque ahí vamos a estar y ya no lo vamos a soltar, y éste tipo de alternativas las veremos de otra forma.
Un día leía que el astrónomo Carl Sagan no creía en la astrología, porque se le hacía imposible que la energía de los planetas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia pudieran influir en la vida de los seres humanos, pero si observamos la historia de la astrología podremos ver que las culturas más importantes de la historia la han utilizado y que en la actualidad sigue viva, es como todo, hay que prepararse para la misma si es que se le tiene interés. Es simbología, es sólo cosa de saberla interpretar y listo.
Para hablar de algo necesitamos conocerlo y tener fundamentos sobre el tema, y sino como dice una amiga, “calladito te ves más bonito”.

Pero así  como la astrología,  tenemos un buffet esotérico bastante amplio . Podríamos hablar de ángeles, feng shui, espiritismo, santería, cábala, etc.
Y de hecho en esta sección vamos a manejar todo éste tipo de temas, tratando de ser lo más profesional y respetuoso con estos temas de suma importancia para mucha gente.
rafael_peregrina@hotmail.com
Terapeuta en Psicomnemia y terapeuta alternativo
Informes y consultas:  044 55 2316 7654

 

 
 
 
 

 
   

    

    

       
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres