Blogia
REPORTAJES METROPOLITANOS

POR MIS PLUMAS

POR MIS PLUMAS

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS
 
* VIOLENCIA ORQUESTADA

Envalentonados por la presencia del subcomandante Marcos en la ciudad de México, los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco volvieron a los machetes.    Nuevamente abrazaron la ilegalidad.  La violencia.  Otra ves se dejaron manipular.

Por defender la posición de ocho floricultores, que fueron lanzados del mercado Belisario Domínguez,  bloquearon la carretera Texcoco-Lechería, golpearon hasta dejar inconsciente a un policía,  quemaron llantas, amenazaron con machete en mano a representantes de medios de comunicación, retienen a 11 uniformados y por si fuera poco provocaron la muerte del menor Luis Javier Cervantes Santiago, de 14 años de edad, quien murió al estallarle un petardo que traía en la mano y pusieron en riesgo la vida de 11  más, que están hospitalizadas.

 El gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto puso el dedo en la yaga:  “fue un movimiento orquestado, para favorecer a grupos de violencia minoritarios”.

Ciertamente, se refería a Marcos, que por la mañana estuvo en Tepito con un grupo reducido de comerciantes, prostitutas, rockeros y vagos y luego en la Plaza de las Tres Culturas, para después concluir su gira por el Distrito Federal, donde no tuvo el éxito que esperaba.  Sus mítines fueron deslucidos. Pobres.

Quizá por ello, alguno de sus organizadores “prendió” la mecha en Texcoco, y “azuzó” 

a los violentos y manipulables,  integrantes del FPDTSSA, para que hicieran ruido y que Marcos tuviera de que “colgarse”, para volver a levantar en armas a los pueblos más pobres de Chiapas, a los que desde la capital puso en “estado de alerta”.

Peña Nieto se mostró indignado y pareció inflexible ante los hechos. Aseguró que habían detenido 90 personas, entre ellas el líder del Frente, Ignacio del Valle, que será remitido al penal de alta seguridad en Almoloya de Juárez.

Lo interesante será, a partir de hoy, confirmar si Peña Nieto tiene temple, o si los de San Salvador Atenco también lo doblegan como hicieron con el ex gobernador Arturo Montiel Rojas y con el Presidente Vicente Fox Quesada, a quienes obligaron a dar marcha atrás en el proyecto del Aeropuerto Texcoco, que finalmente a los que más golpeó fue a ellos mismos, porque en ese tiempo sus tierras se cotizaron muy alto,  pero después se desplomaron.  La gente volvió a su pobreza de siempre.

Lo más lamentable es que fueron manipulados por grupos que favorecían al ex jefe del gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, hoy candidato a la Presidencia de la República, ya que a su administración no le convenía la construcción del Aeropuerto de Texcoco, toda vez que el de la ciudad de México perdería mucho, ya que aunque no desaparecería, si quedaría como alterno del principal que estaría en el estado de México.

Otra de las causas que afectaban al GDF con ese aeropuerto, era que dejarían de tener un importante tiradero de basura, toda vez que en los terrenos en los iba a construirse una de las pistas, estaban los tiraderos del Distrito Federal, que desaparecerían poniendo en jaque a la administración capitalina, ¡dónde iba a tirar sus desperdicios?.

Por ello, los pobladores de San Salvador Atenco eran incitados desde la capital azteca a oponerse férreamente a ese proyecto.  Fueron manipulables, se  sintieron héroes, pero en realidad, fueron tontos.  Sus tierras ya no valen tanto, siguen pobres,  el turismo no prosperó en la zona y finalmente venden sus parcelas a precios bajos a inmobiliarias que pronto convertirán en cemento sus sembradíos.

A todas luces, hoy volvieron a ser utilizados, y lo peor por un grupo que sigue a un enmascarado, que ha sentenciado derrocar al que llegue a la Presidencia en julio de 2006, “sin importar el partido del que sea”, y también sin importar instalar en México la violencia e iniciar una revuelta.

Por ello, es imprescindible que las autoridades tengan mano firme  y hagan valer la justicia, porque de lo contrario en San Salvador Atenco habrá otro hecho como el de Tláhuac, donde la población quemó a tres agentes de la PFP, aunque después se arrepintieron e hicieron peregrinaciones para pedir perdón a Dios por su pecado.

Cabe recordar que el  23 de noviembre del 2004, vecinos del poblado de San Juan Ixtayopan, en la delegación Tláhuac, incineraron vivos a tres agentes de la Policía Federal Preventiva, a los que dijeron confundir con presuntos delincuentes. Dos de ellos murieron. El tercero esta vivo, pero sufre alucinaciones.

elviaandrade1@hotmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Antonio García Morales -

Su artículo es interesante, pero me gustaria le diera continuidad ahora que hay tantos detenidos de San Salvador Atenco. En mi opinión deben ser encarcelado. ¡usted que opina?

lucia -

estamos haciendo la tarea de periodismo en linea nos encontramos tu cafe con letras la opinion general es que eres muy buena luis y juan se enojaron por las fotos yo creo que eso no es asunto tuyo sigue escribiendo paula dice que le gustan los poemas

juan -

me gusta la ironía la cultura que tenés pero la foto no va con el escrito se ve la manipulación esa foto es un insulto a tu talento

luis -

tu texto dice una cosa
la foto otra
por qué? parece que al del blog no le gusta tu inteligencia ni tu ironía. me dan asco esas manipulaciones de texto e imagen. bueno lo que escribes. creo que muy bueno

karola Bao Kelvin -

mi gust tu literat, es buen.
Felicisdades
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres