Blogia
REPORTAJES METROPOLITANOS

DE LA GLORIA AL REPUDIO

DE LA GLORIA AL REPUDIO
DE SACERDOTE A PRESIDENTE

* La Suerte lo favoreció
* El Cambio, en Reversa

--- I Parte ---

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

Hijo de José Luis Fox Pont, un hacendado estadounidense de ascendencia alemana cuyas propiedades fueron afectadas en la Revolución Mexicana, y de Mercedes Quesada Etxaide, nacida en San Sebastián, España, -- que emigró a México a temprana edad. Murió aquí el 29 de junio pasado--, Vicente Fox Quesada, no imaginó que llegaría a ser Presidente de la República Mexicana, porque la Constitución se lo impedía, hasta que se reformaron las leyes en 1993, para que hijos de extranjeros pudieran llegar a tal cargo.

Fox nació el 2 de julio de 1942. Sus primeros años los vivió en el ahora famoso Rancho San Cristóbal del municipio de San Francisco del Rincón, Guanajuato, en compañía de sus ocho hermanos. Cursó la mayor parte de sus estudios básicos en instituciones católicas.

El quería ser sacerdote, pero prefirió estudiar la licenciatura en administración de empresas, la cual concluyó en la Universidad Iberoamericana, en 1999, un año antes de ser Presidente electo.

No fue un estudiante brillante e incluso su madre, que emigró a México a temprana edad y murió aquí el 29 de junio pasado, lo describía como un muchacho “callado, tímido, pero desde que es Presidente parece que le dieron cuerda y habla más de la cuenta”.

En su currículo oficial dice que en 1964, sin terminar sus estudios universitarios, entró a trabajar a la compañía Coca-Cola como supervisor de ruta de camiones repartidores y en sólo once años asumió la presidencia de la división de América Latina, convirtiéndose en el gerente ejecutivo más joven en la historia de la compañía transnacional.

Por aquellas fechas decidió completar un diplomado en alta gerencia en la Universidad de Harvard, posteriormente renunció a la compañía en 1979 para dedicarse a sus negocios, los cuales giran en torno a la alimentación agropecuaria, la exportación de verduras congeladas y el calzado.

AFORTUNADO EN LOS
NEGOCIOS Y LA POLITICA

Algunos años antes había contraído primeras nupcias con su asistente en Coca-Cola, Lilian de la Concha, una católica conservadora simpatizante de la Legión de Cristo. Al verse imposibilitados para tener familia decidieron adoptar cuatro hijos: Ana Cristina, Paulina, Vicente y Rodrigo. Por problemas personales, el matrimonio fue disuelto en 1991.

Sus aspiraciones políticas se evidenciaron a mediados de los años ochenta, cuando fundó el Patronato de la Casa Cuna "Amigo Daniel", para huérfanos. Promovió el Patronato Educativo Loyola y el Instituto Lux de la ciudad de León, con el apoyo de grupos católicos.

Su carrera empresarial, al igual que la política fue rápida y afortunada, ya que para llegar a la Presidencia sólo trabajo 12 años, luego de que Manuel Clouthier lo invitó a afiliarse al partido de tendencia de centro-derecha Partido Acción Nacional (PAN) el 1 de marzo de 1988, e inmediatamente obtuvo su primer cargo de elección popular: la diputación federal por el III Distrito de Guanajuato.

Tres años después contendió por la gubernatura del estado, la cual perdió en una polémica elección que a la postre le costaría el cargo al gobernador electo.

En la elección estatal extraordinaria de 1995 resultó ganador con el 58% de los votos. Una vez asumida la gubernatura, estaría habilitado para ser presidente aún siendo hijo de extranjeros.

En 1997 declaró públicamente su interés por ocupar la Presidencia de la República, ya que el ser hijo de extranjeros no le impedía serlo, tras las reformas a la Constitución en 1993 que permite a los hijos de padre o madre de origen extranjero aspirar al puesto.

Mientras era gobernador de Guanajuato aprovechó el cargo y el presupuesto público, para “iniciar” su campaña y darse a conocer como aspirante a la Presidencia. Durante los tres años previos a las elecciones federales del 2000 se dedicó a atacar al régimen priísta, que tenía el poder desde 1929.

Fox fue el primero en burlarse del gobierno priìsta e incluso se puso orejas de burro durante el informe presidencial de Carlos Salinas de Gortari, así como de interpelar los informes en el Congreso.

CREIAN EN EL

El 14 de noviembre de 1999 fue nombrado candidato presidencial de la Alianza por el Cambio, integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y con el apoyo a título personal del candidato del ahora extinto Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM).

Su triunfo sobre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue histórico, con casi el 42,5% de los votos, por lo que a las 20:00 horas del 2 de julio del 2000 el entonces Presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, declaró el cadena nacional que Vicente Fox Quesada había ganado las elecciones.

Ese día México dio un viraje político. Millones de mexicanos creyeron en él, en sus promesas de un crecimiento económico de un 7%, decrecer la pobreza, la delincuencia, el narcotráfico, el hambre.

Al otro día de su victoria sus seguidores estaban de manteles largos. Agradecían a San Judas Tadeo “el milagro”, ya que los panitas habían hecho millones de “cadenas”, para que “su gallo” ganara.

En tanto, los priìstas entraron al abismo. La derrota para ellos fue demoledora. Además de perder la Presidencia, le habían arrebatado varias posiciones en el Congreso de la Unión, en varios estados y municipios.

La alegría de los seguidores del PAN era evidente. Remodelaron y pintaron sus casas y negocios. Estaban seguros de que habría un cambio, pero ni en sus peores sueños imaginaron que sería en reversa...


EL DESENCANTO POR FOX
18/10/2006

* Como lluvia, sus Errores

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

---- II parte ---

Vicente Fox asumió la presidencia con uno de los índices de popularidad más altos en la historia moderna de México. Pero la desilusión apareció pronto.

Su política económica fracasó al no lograr el crecimiento prometido, lo que provocó que al último año de su administración la pobreza y el desempleo registraran un aumento considerable, que sumado a la inseguridad, ingobernabilidad en el Distrito Federal y Oaxaca, así como el incremento de la drogadicción, alcoholismo y narcotráfico, convirtieron su administración en un caos.

Tenía la gloria en sus manos. La gente creía en él, pero el crecimiento económico prometido no llegaba. Los nuevos empleos tampoco, en cambio los errores empezaron a caer como cascada.

El 2 de julio de 2001, justo al cumplirse un año de su última victoria electoral y un aniversario más de su nacimiento, Vicente Fox sorprendió a la opinión pública al contraer segundas nupcias por la vía civil con su ex portavoz, Marta Sahagún Jiménez, una antigua colaboradora en Guanajuato que acababa de recibir la nulidad de su primer matrimonio en el año 2000.

Su vida privada se ubicó en primer término. El presidente lucía feliz. Enamorado. Siempre de la mano de su nueva esposa, una mujer dinámica, inteligente, ambiciosa, tanto que vio la posibilidad de suceder a su marido en el poder, quien para complacer a su amada y en los los primeros meses del 2005, se vio envuelto en un disturbio legal y político, al ser señalado como autor intelectual de desafuero (pérdida de inmunidad política) del ex jefe de gobierno de la capital del país, Andrés Manuel López Obrador, quien acusó al presidente de confabularse en su contra, para favorecer a su amada.

Durante ese tiempo, la figura presidencial se debilitó, porque era evidente su intención de “quitar del camino” al peor adversario de su mujer, quien finalmente fue repudiada por los senadores panistas, los cuales le pidieron depusiera su ambición de poder y permitiera que el Presidente concluyera dignamente su mandato.

Marta de Fox fue muy criticada, hasta que acepto deponer su interés por la Presidencia. Públicamente declaro que no buscaría la candidatura del PAN y que al terminar su mandato se iría al rancho de San Cristóbal con su esposo.

Sin embargo, ahora hay otras dos versiones:

1.- Que se separará de Fox al concluir el sexenio
2.- Que ambos fueron contratados como conferencistas de la ONU

Lo cierto es que el daño hecho a la embestidura presidencial fue grave, pese a que Vicente Fox intento “remediar el mal” al acordar no ejercer acción penal contra “El Peje”, y para lavar sus culpas “renunció” al General Rafael Macedo de la Concha a la dirigencia de esa institución, a quien responsabilizó de instaurar mal el desafuero contra López Obrador, en el cual dio marcha atrás y permitió que el tabasqueño participara en la erección federal pasada. Dicho acuerdo fue criticado por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Mariano Azuela.

LLUVIA DE ERRORES

La desilusión por Fox era creciente. Una lluvia de errores, incluso internacionales, provocó el desencanto del pueblo hacia el guanajuatense, al grado que los caricaturistas bromeaban: ¿podrían recomendarle a Fox, que sólo cometa uno al día?... “porque caricaturizar dos o más al día es muy complicado”.

Expresiones como aquella que dijo en mayo de 2006: "nos engañaron como viles chinos" en una reunión con empresarios automotrices de un país asiático o aquella que le dijo al presidente cubano Fidel Castro Rus, “comes y te vas”, entre muchas otras le han atraído críticas en el extranjero, donde algunos líderes lo califican de “inconsistente y sin claridad". Por un lado se ha mostrado independiente y neutral como fue el caso de la invasión de Irak (en la época Vicente Fox pretextó estar enfermo para no aparecer públicamente), o frente a la iniciativa Sensenbrenner.

En su campaña electoral aseguró que convertiría a México en una nación líder y activa en asuntos hemisféricos. Sin embargo sus confrontaciones con países latinoamericanos particularmente con Cuba, Venezuela y miembros del Mercosur, en lugar de consolidar ese liderazgo, aislaron y debilitaron a México políticamente, hasta llegar al punto en que lo acusaron de ofrecerse voluntariamente como personero del presidente estadounidense George W. Bush.

El primer enfrentamiento político internacional ocurrió con Cuba a raíz de la visita del líder cubano a México, en la Cumbre de las Américas celebrada en Monterrey en enero de 2004. El incidente fue bautizado por la prensa "Comes y te vas", en referencia a la conversación telefónica con Castro en la cual Fox le pedía regresar a Cuba antes de la reunión de presidentes donde participaba Bush.

En noviembre de 2005, Fox criticó, junto con Alejandro Toledo, de Perú, a miembros del Mercosur (Argentina, Paraguay y Uruguay), que junto con Venezuela no están de acuerdo en crear el ALCA. Esto, provocó un alejamiento de México con América Latina, principalmente con gobiernos de tendencia de izquierda; pero elegidos democráticamente en las urnas, como es el caso de Brasil, con quién se tenía firmado un acuerdo de amistad y cooperación que incluía la dispensa reciproca de visas. El acuerdo fue roto unilateralmente, por el gobierno de Vicente Fox en el 2005 y se pasó a exigir visas a ciudadanos de este país y de Ecuador.

La despectiva referencia que hizo de Bolivia, al comentar el estado de los intercambios comerciales de gas natural con la nación que, recientemente, había elegido a Evo Morales como su presidente, declarando "que se coman su gas", generó un roce político importante con ese país, al grado que Vicente Fox no acudió a la toma de posesión de los gobiernos recientemente electos en Uruguay, Bolivia y Chile. En el caso de Bolivia, Fox dijo que no iba debido a un compromiso anterior.

El desencuentro con chile ocurrió luego de que su canciller José Miguel Insulza resulto electo Secretario General de la OEA, puesto codiciado por el canciller mexicano Derbez, por lo que la delegación mexicana se retiró del acto protocolario donde Insulza sería investido, acción sin precedentes en la diplomacia mexicana.


DE LA GLORIA AL REPUDIO
02/11/2006

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

--- III Parte ---


Teniendo la gloria en sus manos, la cambió por la corona del repudio.

El primero en reclamarle su mala administración y las promesas incumplidas, principalmente en la generación de empleos y crecimiento económico, fue el presidente del Partido Verde Ecologista Mexicano, Jorge Emilio González, durante su primer informe de Gobierno, en el que públicamente le retiró el apoyo de su partido, ya que a los primeros que les falló fue a ellos al no darles la Secretaría de Ecología, como habían pactado.

Jorge Emilio González, hijo del anterior presidente y fundador del PVEM, Jorge González Torres y nieto del ex gobernador de Tamaulipas, ex precandidato presidencial y dos veces secretario de estado, Emilio Martínez Manatou, así como sobrino del empresario farmacéutico y auto postulado candidato independiente a la Presidencia Víctor González Torres, mejor conocido como el Doctor Simi, fue el primero en declararle abiertamente la guerra a Fox y en insultar la embestidura presidencial.

Fue él quien abrió la puerta, para que cayera un torrente de inconformidades contra el Presidente panista, quien sólo el primer año de su administración vivió tranquilo, ya que la gente creía en él, pese a que no había ningún repunte en la economía mexicana.

Sin embargo, la buena fe de los mexicanos hacia el Presidente Fox, a quien veían como un hombre honesto, carismático, dicharachero y bonachón, declinó cuando empezaron los rumores de que sostenía un romance secreto con su vocera oficial, que afectaba la estabilidad en su familia.

En varias ocasiones, el Presidente negó ese romance, pero era un grito a voces. Todo su gabinete sabía que estaba enamorado “de una mujer que cambiará su destino”.

México fue testigo, una vez más, del poder que ejerce una mujer con sus “atractivos”, aunque en el caso de la señora Marta Sahagùn fueron muy cuestionables, especialmente porque se trataba de una mujer madura, divorciada, con hijos, que competía con la actriz Lucía Méndez, de quien se decía tenía “la preferencia del señor Presidente”.

Las luces de los reflectores estaban sobre la Méndez, incluso ella declaró en una ocasión estar dispuesta a sacrificar su carrera en beneficio de México, con lo que dejaba entrever que había planes de boda con Fox.

Empero, la reacción fue muy nefasta para ella, porque el romance de Fox- Marta Sahagùn se consolidó y en pocos meses se anunció que el Presidente se casaría por el civil con su vocera.

La confirmación del matrimonio provocó que salieran del país, su hija adoptiva Paulina, quien no quería una madrastra, y la actriz Lucía Méndez. La primera se fue a estudiar a Europa y la segunda se refugió en Estados Unidos, donde más tarde se casó. Fueron muchas las voces que dijeron que Marta Sahagùn influyó directamente en su decisión.

El presidente se veía muy enamorado y enfrentó todas las críticas. Pero, al firmar su contrato de matrimonio, irónicamente cambio la corona de la gloria por el repudio, ya que todas sus acciones, a partir de ese momento, fueron en reversa. Todo empezó a salirle mal.

La economía no repuntaba. No repunto. Aumentaba. Aumenta el desempleo, la delincuencia organizada, los crímenes por doquier. El narcotráfico. El desgobierno, y todo paralelo a la ambición de su mujer, que lo azuzó a cometer graves errores, como aquél de realizar una gran fiesta en el Castillo de Chapultepec, mientras la pobreza extrema se incrementaba en el país.

Ese, fue el inicio de un rosario de hierros que cometió en aras del amor, por el cual, se le empezó a conocer a él y a su mujer como “la Pareja Presidencial”.

 

07/11/2006
DEJA UN MEXICO VIOLENTO,
COLOMBIANIZADO

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

--- IV Parte ---

Al asumir el cargo de Presidente de la República el 1 de diciembre de 2000, luego de derrotar al PRI en las elecciones del 2 de julio, Vicente Fox Quesada recibió un país tranquilo, pero al concluir su mandato entregará un México violento. Colombianizado, pobre, ingobernable, con guerrilla urbana, con un muro fronterizo, con dos presidentes, de los cuales, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, se autoproclama “presidente legitimo” y nombra un “gabinete alterno”, que genera incertidumbre en la población, ante la falta de toma de decisiones para aplicar la ley.

El fracaso de Vicente Fox para decrecer el desempleo, elevar el poder económico, abatir la pobreza extrema, erradicar la corrupción en todos sus niveles, así como frenar los crecientes índices de violencia, drogadicción, narcotráfico e inseguridad pública, es el resultado de su debilidad de carácter, para domar un México violento, que requiere de la aplicación de la ley, misma que violentó el mismo en su afán por complacer a su amada esposa Marta Sahagùn, en su ambición de sucederlo en el cargo.

Es tal la adoración del Presidente de México a su esposa, que no puso límites entre lo que era su vida privada y la pública, al grado que utilizó todas las argucias legales e ilícitas para evitar que el ex jefe del Gobierno del Distrito Federal llegará a la Presidencia de la República.

Durante el proceso de desafuero en contra de López Obrador todos los partidos, incluso el PAN acusaron que el Presidente “quería sacarlo de la jugada” para beneficiar a su mujer, sin importarle que con ello enardecía al pueblo y provocaba que aumentara la popularidad de AMLO, a quien finalmente perdono el desafuero, tras destituir al procurador Rafael Macedo de la Concha, a quien responsabilizó de un mal actuar de la Procuraduría de la República en contra del tabasqueño, quien luego de regresar como jefe del GDF, tras su corto desafuero, renunció al cargo para aceptar la candidatura del PRD-PT para disputar el cargo en las elecciones federales del 6 de julio pasado.

Para entonces las reporteras Anabel Hernández y Areli Quintero publicaron su libro “La Pareja Presidencial Bajo Sospecha”, en el que relatan su sorpresa por el enriquecimiento de Fox, de quien escriben que en su campaña electoral era un hombre amable, sencillo, rico, pero no tanto, como lo encontraron cinco años después, en los que encontraron que tenía un rancho secreto y que todos sus hijastros se favorecían de su poder, para incurrir en el delito de tráfico de influencias, por lo que su padre, el señor Bribiesca, primer esposo de Marta Sahagùn, los calificó de “¡pendejos!”.

El activismo político de Marta Sahagùn rebaso lo permisible, ya que emulando a grandes liderezas mundiales, como la ex Primera Dama de Estados Unidos, Hillary Clinton, encabezó varias reuniones de mujeres políticas de todas las corrientes ideológicas, para impulsarlas a buscar lo que llamó “el empoderamiento de las mujeres”, ya que enarboló la idea de que México estaba listo para tener una presidenta, cargo que indiscutiblemente ambicionaba ella.

Su ambición de poder generó muchos problemas al Presidente Fox, tanto que fueron los propias panistas, quienes pidieron al mandatario que controlara a su mujer, de quien ya se habían escrito varios libros, entre ellos “La Jefa” de la argentina Olga Wornat, quien posteriormente escribió Crónicas Malditas, por la que fue demanda por la Primera Dama indignada de que señalaba el traficó de influencias de sus hijos y porque la describió como “una mujer de aguda y perversa inteligencia, irreverente y transgresora, que no se doblega ante el poder”, así como que practica la magia negra en Los Pinos, ya que asegura, suministraba toloache al Presidente, para someterlo a sus caprichos.

Cuando Wornat dio a conocer esto fueron millones de mexicanos los que lo creyeron, pero no sólo eso, sino que le atribuyeron a los influjos de esa yerba la lentitud del Presidente para resolver problemas de interés nacional.

Tras estos escándalos un grupo de 100 diputados federales pidió al Presidente que pusiera en orden a su mujer y que “le ganaran a López Obrador en las urnas”. Sahagùn declinó públicamente su ambición a la presidencia, pero también rechazò el ofrecimiento de una senadurìa del PAN, y sostiene que al concluir el sexenio se irà con Fox al Rancho San Cristóbal.


VERGONZOSO, EL SALDO DE FOX
26/11/2006
* 28 Periodistas Asesinados en su Sexenio
* Impunidad e Ingobernabilidad Sellaron
   Su Administración
* “Gobernaron” la Violencia y el Crimen

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

--- V Parte --

En cinco días el Presidente Vicente Fox Quesada concluirá su sexenio. Lo que empezó como un gran sueño terminó como una pesadilla. El hombre bonachón, alegre y dicharachero no logró cristalizar su objetivo, que se centraba en decrecer la pobreza extrema, hambre, desempleo, delincuencia, narcotráfico, así como fortalecer la democracia y la “libertad de expresión”, que provocó la muerte de 28 periodistas en su sexenio.

El saldo de Fox es deplorable, escandaloso, vergonzoso.

Entregará el país con dos presidentes. Uno elegido en las urnas y otro que se autoproclamó sin que nada ni nadie lo impidiera, pese a que fue sólo una senadora la que le puso le “banda presidencial” del lado izquierdo, apoyada por “las porras” de la actriz Jesusa Rodríguez y la escritora Elena Poniatovska, quienes meses atrás, junto con el candidato perdedor del PRD en las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, tomaron por 47 días la principal avenida de la capital del país, Paseo de la Reforma, sin que nadie impidiera tal atropello.

Entonces no hubo un sólo detenido. Destrozaron esa importante vialidad, hicieron lo que se les dio la gana y ridiculizaron internacionalmente la figura presidencial, al conocerse el estado de ingobernabilidad existente en la capital, y a consecuencia, nada más y nada menos que por respaldar la ambición de su mujer, Marta Sahagùn de Fox, quien en la demencia generada por el poder se atrevió a poner en venta sus carísimos trajes, tras ser criticada fuertemente por gastar fortunas en su guardarropa.

El chasco que se llevo fue mayúsculo. Hizo el ridículo. Nadie se intereso en sus finas prendas, además de que la señora es talla 3 y en México, sólo las niñas están tan delgadas.

Este fue sólo uno de los pequeños tropiezos que exhibieron públicamente a “la pareja presidencial”, ya que mientras la señora de Fox derrochaba poder y fortuna, en México la pobreza aumentaba alarmantemente.

“En el país hay un incremento de la población en condiciones de pobreza, con desigual distribución del ingreso y empleo precario, así como una disminución del trabajo formal y de la capacidad adquisitiva del salario”, declaró Rosalba Casas Guerrero, directora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, al inaugurar el Seminario Pobreza, desigualdad y exclusión en la ciudad del siglo XXI.

En ese evento resalto que a diario “se acentúan las diversas caras de la desigualdad social de indígenas urbanos, jóvenes y adultos mayores, a los que no se les ha podido rescatar de la pobreza”.
La declaración de la catedrática de la UNAM cimbró Los Pinos, ya que, a la fecha, Vicente Fox asegura que sus principales logros son: decrecer la pobreza, consolidar la democracia y respetar la libertad de expresión.

Sin embargo, así como las cifras del incremento en la pobreza, lo derrotaron, lo mismo ocurre con la democracia y la libertad de expresión, a la que sólo respeto de dientes para afuera, porque en ese renglón tiene varias deudas pendientes, principalmente porque no se esclarecieron los crímenes de periodistas, de cuales tres fueron asesinados en su último mes de gobierno, entre ellos el del ex director de Excèlsior, el otrora prestigiado diario nacional, José Manuel Nava, quien en su libro EXCELSIOR, EL ASALTO FINAL, lo acusa directamente de solapar una compra fraudulenta, en perjuicio de periodistas mexicanos, que integraban la última cooperativa periodística mexicana.

En este asunto, su nombre y el de su esposa quedaron manchados. Aún más de lo que ya estaban tras el escandaloso libro de Olga Wornat en el que acusa a la Primera Dama de muchos ilícitos, entre ellos de hacer brujería en el baño de Los Pinos, suministrar toloache al señor Presidente, y “proteger” a sus hijos, para que incurrieran en el delito de tráfico de influencias.

Pero, por si esto fuera poco, de pilón, el Presidente Fox fue involucrado en asuntos de narcotráfico, aunque, claro, no hay investigaciones serias al respecto.

Lo que si fue claro fueron las declaraciones del procurador general, Daniel Cabeza de Vaca, al citar que “es cierto. Fallamos en materia de narcotráfico. Las bandas criminales nos han rebasado. La violencia es grave en el país”.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres